fbpx
Leyendo ahora
Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto

Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto

Juan Carlos Salazar
PocketBloggers Magazine - Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto 001

PocketBloggers Magazine - Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto 001

El día de ayer asistimos al Pre-Estreno en Quito de: «Siguiente Round», una película interesante, poderosa y emotiva, que después de verla dirás: «¿OK, cómo puedo ayudar?», así es esta nueva propuesta del cine ecuatoriano, que estará en las salas este Viernes 12 de Octubre.

Los protagonistas

La  película narra la historia de Yecson «El Destructor» Preciado, que como su apodo sugiere es un pugilista chapado a la antigua, de apariencia dura y exigente, pero de un gran corazón y virtudes que hoy en día no se encuentran a menudo. Quién en Marzo del 2015, en un solar de tierra y con paredes de caña, funda una modesta escuela de boxeo para inculcar la disciplina y los beneficios de este deporte a los jóvenes locales para sacarlos de la pobreza y alejarlos de los vicios, que caracterizan a la zona.

PocketBloggers Magazine - Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto 001

A su escuela se unen: «Pachín» Vivero, un adolescente que combina sus fuertes entrenamientos con malabarismos en los semáforos de Guayaquil, para llevar algo de dinero a su casa. Y el joven Anthony «La Rata» Reasco, la gran promesa de la escuela de boxeo de El Destructor.

La Historia

Subirse al ring es como comerse una galleta. – ‘El Destructor’ Preciado

Durante las casi dos horas, que pasan en un abrir y cerrar de ojos, podemos ver la cruda realidad a la que están expuestos no solamente los habitantes del sector de La Trinitaria en la provincia del Guayas, sino los seleccionados provinciales de los deportes menos «famosos» como el Box, que muchas veces tienen que procurarse desde sus propios implementos deportivos, alimentación, movilización y entrenamiento, pero aún así están motivados por conceptos más allá del dinero, como tener el honor de representar a su barrio, a su familia, a su entrenador y a su provincia en las feroces competencias características de este deporte de contacto.

Una de las cosas que más gusto de esta nueva propuesta cinematográfica, es que al fin nos olvidamos de la gastada y odiosa fórmula de presentar al ecuatoriano como un ser negativo, lleno de vicios y cuya única manera de salir adelante es mediante el crimen, el tráfico y la viveza criolla.

Creemos que el cine documental puede servir no sólo para mostrar realidades, sino para transformarlas. – Ernesto Yitux

PocketBloggers Magazine - Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto 001

Ver también
PocketBloggers Magazine - The Rise of the Skywalker

Siguiente Round, presenta una cruda realidad, sin recurrir a la lástima, el desprecio o inclusive al miedo ya característico en las películas ecuatorianas «de exportación», dándole un giro de 180 grados al recurrir al humor, la esperanza, el esfuerzo y a una amplia gama de sentimientos y valores que de verdad caracterizan al ecuatoriano y que muchas veces se dan perdidas.

La Producción

Parte de la producción se financió usando la modalidad de Crowdfunding, a través de la plataforma Catapultados, donde se llegó al 72% ($7,280 de los $10,000 que se habían establecido como meta).

  • Dirigida por: Ernesto Yitux y Valeria Suárez.
  • Producido por: La Gallera producciones
  • Filmación: 150 horas en un período de 30 meses
  • Edición: 1 año de proceso
  • Duración de la película: 82 minutos

PocketBloggers Magazine - Siguiente Round, nos trae de vuelta al ecuatoriano que creíamos extinto 001

No te pierdas Siguiente Round, a partir del 12 de Octubre en tu sala de cine favorita.

Síguelos también en sus redes para más detalles y novedades!

 

Nuestros lectores te recomiendan:

© 2019 POCKETBLOGGERS MAGAZINE. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE ESTE CONTENIDO.
Ir al inicio